Solicitar demo

Logística

GIS y Location Intelligence para la gestión y control de flotas

Por DOTGIS

GIS y Location Intelligence para la gestión y control de flotas

La logística actual en poco se parece a la de hace no demasiados años. Ha evolucionado enormemente con la aplicación de soluciones GIS. Algo que agradecen las empresas de éxito, ya sean privadas o públicas, y es que la logística forma una parte fundamental en el día a día del control de flotas. Dentro de estas operaciones, una de las estrella es la administración de las flotas de vehículos. ¿Cómo contribuye Location Intelligence a esta? Aquí tienes todo lo que te ofrecen.

El problema a resolver de la optimización de rutas

Las diferentes características de los clientes, la demanda, los almacenes y los vehículos, así como de las restricciones operativas sobre las rutas, horarios, etc. dan lugar a gran número de variantes del problema. Estas son las imprescindibles:

Red de transporte

Podemos simplificar este factor como un gráfico con nodos y segmentos que los unen. Los segmentos son las propias carreteras y los nodos son los centros logísticos y las propias direcciones de los clientes.

Es habitual que a cada segmento se le asocie un coste. Éste puede ser tanto económico, como de tiempo o de distancia en kilómetros. También puede depender de otras variables como el tipo de vehículo o la hora del día en el que se realice la ruta.

Tipos de clientes y de servicios

Cada cliente tendrá una necesidad concreta que requerirá de unos medios particulares. Por ejemplo, una determinada mercancía o personas, en el caso del transporte público, deberá ser transportada en un vehículo acorde a sus características.

También habrá que considerar que tendremos servicios recurrentes o puntuales, planificados en el tiempo o que requieren de una atención inmediata. Además del propio tiempo de viaje, también habrá que sopesar el que se invierte en la carga y descarga.

Almacenes

Mercancías y vehículos se depositarán en ubicaciones apropiadas para ellos (almacenes, cocheras, muelles, etc.). Puede haber más de uno e, incluso, algunos tendrán que “pasar la noche” en otros lugares.

Cada uno de estos depósitos tendrá unos rasgos propios que lo definen, como capacidad, horario de apertura, flota de vehículos que suele operar en él, etc.

Flota

Son varias las características que acompañan a un vehículo: su capacidad de carga, tanto en peso como en volumen, los gastos que genera con cada transporte, su antigüedad, historial de averías y problemas técnicos, su preparación para transportar mercancías especiales (frágiles, que requieren ciertas condiciones de conservación, peligrosas…).

Lo ideal es utilizar el menor número de vehículos posible sin que por ello decaiga la calidad del servicio ofrecido. Por lo que no debe incrementarse el tiempo empleado en completar las rutas. También hay que analizar ciertas restricciones legales, como los tiempos de descanso de los conductores, velocidad y carga permitidas y la prohibición de pasar por ciertos tipos de vías.

Vistos todos estos miembros de la ecuación, podemos concluir que el control de flotas busca una optimización de las rutas caracterizada por minimizar:

  • Los costes, fijos y variables.
  • La cantidad de vehículos necesarios.
  • El tiempo empleado en el transporte.
  • La distancia recorrida.
  • Los tiempos de espera por parte de clientes y usuarios.

Y por maximizar:

  • Los beneficios de cada operación.
  • La satisfacción por parte de los clientes.

Contribuciones de los sistemas de gestión de flotas basados en GIS y Location Intelligence

Contar con una solución GIS para el control y la gestión de flotas aporta un conjunto de beneficios que la convierten en una herramienta clave para conseguir la tan ansiada ventaja competitiva. Podemos resumir estos en:

  • Los GIS permiten integrar datos de diferentes fuentes y naturaleza: cartográficos, estadísticos, cálculos, bases de datos, ortofotos, imágenes por satélite, etc.
  • Permiten el análisis de modelos de datos, cálculos de distancias y descubrir relaciones entre datos y tendencias, entre otras conclusiones.
  • Ofrece la posibilidad de combinar informaciones, descubriendo nuevos conocimientos a partir de ellas.
  • Los mapas se modifican dinámicamente conforme los datos que los definen se van actualizando con su introducción en el sistema.

Por tanto los GIS nos conceden una amplia variedad de opciones para disponer de una gestión de flotas realmente optimizada. ¿Cómo lo consiguen? Vayamos punto por punto.

Por una parte, se alcanza una geolocalización precisa de dónde se encuentran los clientes, los centros de tránsito y los almacenes.

Permite una selección idónea de los vehículos en función de las distancias a recorrer, de los costes que impliquen y de otras exigencias. Además, hará más sencilla la elección de contar con una flota propia o si subcontratar servicios. Ya que es posible que en ocasiones sea más conveniente lo segundo.

Se tiene un conocimiento en profundidad de las zonas de distribución. Por ejemplo, tendrás datos relativos al tráfico segmentado por horas, si son calles de uno o varios sentidos, la proximidad de otros servicios relacionados, como gasolineras o zonas de carga eléctrica, así como de puntos de carga y descarga o de estacionamiento.

Esto se hace aún más importante cuando nos referimos a la última milla. Un caso evidente en el que estamos 100% implicados es el de Correos España. En él, desarrollamos una plataforma basada en Location Intelligence y Big Data que trabaja con los 170 millones de datos generados diarios, además de los datos históricos con los que contaba. Una herramienta que ha permitido optimizar los recursos con los que cuenta.

Desde una perspectiva puramente económica, la estimación de los costes asociados a cada viaje se ajustan al máximo a la realidad.

Tratando el tema de la seguridad, la tasa de accidentes se verá reducida, ya que se pueden localizar y descartar los puntos negros de la red de carreteras, además de conocer con antelación el estado del pavimento. Lo que permite diseñar rutas más seguras y que también hacen que el desgaste del vehículo sea menor.

Se tendrá bajo control las ventanas horarias de recogida de mercancías o de pasajeros, así como las de entrega y reparto. En función de aspectos como la densidad del tráfico, los niveles de demanda y los compromisos adquiridos con el cliente y los usuarios.

Cuando hablamos de logística, es normal que pensemos en paquetes y productos. Pero esta va más allá. La logística también implica el transporte de personas. Para verlo más claro, tenemos el caso de la aplicación que desarrollamos para el servicio del taxi del Ayuntamiento de Madrid. Una herramienta útil tanto para los taxistas, como para los pasajeros.

Es destacable la opción de contar con un servicio de GPS tracking, mediante el cual se haga un seguimiento en tiempo real de la situación de cada vehículo. Esto añade una mayor capacidad de respuesta frente a contingencias inesperadas (cambios en los pedidos, accidentes, atascos, etc.).

Las soluciones basadas en Sistemas de Información Geográfica (SIG, GIS) mejoran sustancialmente toda la documentación logística. Optimizará su orden, facilitará el acceso remoto, así como les aportará seguridad frente a pérdidas, accesos no autorizados o traspapelados.

Todo estará presentado en dashboards intuitivos y sencillos de interpretar con datos realmente valiosos. Con ellos, la toma de decisiones de gestión será mucho más acertada por parte de los cargos de responsabilidad.

Otro ejemplo de esto lo tenemos en la solución con la que cuenta Depuración de Aguas del Mediterráneo (DAM). Gracias a ella, la gestión de los lodos residuales que se generan se realiza basándose en datos geográficos de confianza.

Como resultado final, tendremos unas rutas de reparto y aprovisionamiento que serán las mejores posibles dadas las circunstancias de cada servicio. ¿Encuentras una motivación mayor para ponerte en marcha y hacerte con la herramienta GIS apropiada? En DOTGIS te ayudamos a conseguirla. ¡Pongámonos manos a la obra!

Artículos relacionados
Ver todo